domingo, 28 de julio de 2013

Rafaello

Así es, todo se volvió mas fácil cuando decidí admitir que sí estaba enamorada. Porque la culpa de dedicarte tiempo con mis pensamientos se fue, y entonces pasé a una postura mas cómoda, la de victima, porque yo... yo no tenía la culpa de haberme enamorado, uno no escoge, simplemente lo siente.

Y entonces ya no me remuerde pensar, ni recordar, ni imaginar.

Y así me gusta mas lo que tengo contigo... que lo que tengo o tuve con otros.

No hay comentarios.: